Colaboración con la Plataforma por la Defensa del Río Castril

Cuenta en Caja Granada nº 2031 0044 81 0215592607

Información general de lo más relevante que sucede en la vida del pueblo y comarca.

28.8.10

Siguen detenidas las obras del trasvase del río, tanto en Cortes como en Castril.





La empresa ha intentado continuar las obras del trasvase en ambos términos municipales. A pesar de haber sido declarado nulo el decreto que amparaba la ejecución de estas obras, a pesar de estar recurridas las expropiaciones que realizó la CHG aplicando la “emergencia” que otorgaba el decreto anulado, a pesar de encontrarse denunciadas las múltiples irregularidades del proyecto, a pesar de encontrarse en sede judicial las mentiras y ocultaciones de información que se han producido durante la tramitación del proyecto, a pesar de todo ello, no han dudado en seguir invadiendo tierras, atravesar cultivos y cortar chopos, afectando a la vegetación de ribera y al propio río.


Cuando los agricultores le han pedido a la empresa las autorizaciones para entrar en sus propiedades, lo único que han esgrimido es una documentación anterior a la anulación por el T. Supremo del decreto que las amparaba, y un auto judicial que lo único que dice es que suspende cautelarmente un decreto de la alcaldía de Cortes. Es decir, nada de nada. Esos documentos no significan nada respecto a lo que se demandaba; ninguno justifica la expropiación forzosa, ninguno es un aval de que las obras se ajustan a la ley. Ni lo son ni puede serlo nunca. El proyecto de trasvase carece de cobertura legal. Por más instrucciones que la empresa reciba de la CHG, este es ilegal. Y así podremos comprobarlo en los tribunales.


Los propietarios de fincas enseñan sus títulos de propiedad, enseñan el recurso judicial interpuesto a las expropiaciones, enseñan la sentencia que declara nulo de pleno derecho el decreto gubernamental que aprobaba con carácter de emergencia la contratación de las obras y las expropiaciones, vecinos y vecinas de Cortes y Castril los apoyan. Por tanto, la ley está de su parte, la razón y el sentido común, también. Por ahora, la empresa se ha retirado, pero siguen en las proximidades. Suponemos que esperan nuevas instrucciones. Pero antes que se dé un nuevo caso “Nevada”, habría que tomar otras medidas. Algunas pueden venir del ayuntamiento cortesano, otras, de los tribunales de justicia. Esperemos que no lleguen tarde. Mientras tanto, el pueblo vigila.

26.8.10

Ecologistas en acción apoya al pueblo de Cortes en su lucha contra el trasvase del río Castril.




Reproducimos el comunicado enviado por Ecologistas en Acción




Granada a 26 de agosto de 2010

LA POBLACIÓN DE CORTES DE BAZA SE REBELA CONTRA LA IMPOSICIÓN DE LAS OBRAS ILEGALES PARA LLEVAR AGUA DESDE EL RÍO CASTRIL A BAZA.


Sin haberse aclarado los procesos de expropiación las máquinas están entrando en fincas y cortando la arboleda sin comunicación a los propietarios.

El pueblo a una se ha enfrentado a las máquinas para detener este atropello indigno de un país que se llama democrático. El Decreto en que se amparan estas obras, llamadas de emergencia, ha sido declarado nulo de pleno derecho por sentencia del Tribunal Supremo.


Ni hay emergencia ninguna, ni hace falta agua en Baza, ni las aguas del Negratín no son aptas para el consumo (bueno, para la gente de Baza no, para la de Almería sí es buena). Todo son mentiras y manipulaciones de políticos de tres al cuarto que sólo miran sus intereses particulares en vez del bien común.

La vega de Baza es un coladero de cientos de pozos ilegales que están dañando al acuífero, pero la administración responsable no hace nada.

Agua no ha faltado nunca en Baza, a pesar de que el Ayuntamiento admite pérdidas en la red superiores al 30%.

Se pide agua para casi cien mil personas cuando sólo hay que abastecer a una población de 34.000 habitantes. Y además cuentan con el agua que ya tienen ahora.

Si hace falta agua para consumo, -lo que deberían de demostrar- muy cerca tienen una tubería que lleva agua hasta el Almanzora para riego y consumo. Es baratísimo poner una conexión y la infraestructura ya está hecha.

Es una barbaridad ambiental, social y económica traer agua desde 40 km cuando la tienen al lado y a muy poco coste

Va a arrasar las vegas de Cortes de Baza, fuente de vida de su población, en una obra ilegal e inútil.

Por eso la gente de Cortes de Baza no está dispuesta a permitir que le tomen el pelo, conscientes de la ilegalidad de las obras y de las expropiaciones y del daño que va a sufrir su pueblo y su economía, y va a resistir hasta que retorne la cordura a la administración y elija -si son tan necesarias las aguas- otras alternativas menos dañinas y mucho más económicas

El Coordinador Provincial.

Javier Egea


24.8.10

El pueblo de Cortes y vecinos/as de Castril paralizan por segundo día las obras del trasvase.







En una actitud increíble, la empresa que realiza las obras del trasvase del Castri ha tratado de proseguir avanzando con destrozos de cultivos y vegetación de ribera. Nuevamente algunos vecinos/as venidos desde Castril y mayoritariamente, alrededor de 300 personas, de la localidad de Cortes, se han posicionado frente a las máquinas y exigido la paralización de las obras. En definitiva, que unas obras que son ilegales porque el T. Supremo declaró nulo el decreto que las amparaba, no puedan ejecutarse. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, por su parte, trata de ganar tiempo con el objetivo encubierto de la difícil reversibilidad de los hechos consumados.

Los propietarios de las fincas por donde discurren las obras han efectuado y efectúan las correspondientes denuncias, la empresa está advertida de la ilegalidad, las expropiaciones están recurridas ante los juzgados de lo contencioso-administrativo, la aprobación del proyecto está plagado de irregularidades que se encuentran administrativa y judicialmente denunciadas. Así las cosas, los agricultores tiene el derecho de impedir que pasen por sus fincas y destrocen sus cultivos, y de recabar el apoyo de sus vecinos/as. Eso es lo que hoy ha sucedido en las tierras de cultivo del municipio de Cortes. La Plataforma, a su vez, ha denunciado ante el SEPRONA de Baza los destrozos en la vegetación de ribera, lo que podría constituir un delito medioambiental.

Si la Confederación se mantiene en su postura y la empresa pretende continuar, la autoridad gubernativa debiera dar las instrucciones para que se protejan los derechos de los agricultores, se impidan los daños a la vegetación de ribera y se acabe con estas irracionales obras. Nadie puede mirar para otro lado a la espera de un nuevo “caso Nevada”. Ya no se trata de una ilegalidad más: es la hipoteca de los pueblos ribereños y la pérdida de un ecosistema único, el río y su valle, lo que está en juego.

El pueblo corteño ha reaccionado conforme a la razón, al sentido común y conforme a la ley. Su ayuntamiento puede tomar medidas adicionales que la protejan. Debe hacerlo. Los demás ayuntamientos afectados, llegado su día, responderán ante la justicia. Esperamos que todo suceda cuanto antes.

23.8.10

La Plataforma impulsa protestas contra el trasvase del río Castril en Cortes de Baza.



Comunicado de prensa emitido por la Plataforma


Miembros de la Plataforma por la Defensa del Río Castril y ciudadanos de Cortes de Baza y Castril se han desplazado esta mañana hasta la aldea de los Laneros en el valle del río Castril, donde la CHG ha vuelto a iniciar las obras del trasvase, para protestar pacíficamente por el comienzo de las mismas.

Desde la Plataforma se vuelve a advertir que a pesar del Auto del juzgado de lo Contencioso-Administrativo Nº 4 de Granada, que levantó cautelarmente el Decreto de Alcaldía de paralización de las obras a su paso por el termino de Cortes de Baza, las obras siguen siendo ilegales por ser contrarias a las determinaciones de la sentencia del Tribunal Supremo, que es de rango superior y obligado cumplimiento.

La Plataforma denuncia que la administraciones central y autonómica están intentando consumar la terminación de las obras, aun siendo conscientes de la ilegalidad de las mismas, para crear un problema jurídico basándose en los hechos consumados; en definitiva volver a crear otro problema de competencias, como son los casos del Hotel del Algarrobito en Almería, o el caso Nevada en Granada, que una vez terminados están buscando justificaciones para legalizarlos, habiendo sentencias judiciales en contra.

Antes de la concentración, La Plataforma ha enviado a los responsables de la empresa constructora y al director técnico de las obras de la CHG un escrito dándole conocimiento de la anulación del Real Decreto de Sequía 1419/2005, que habilitaba jurídicamente las obras, y recordándole que la continuidad de las mismas supone un supuesto delito por la vía de hecho del cual serán responsables, al igual que las administraciones implicadas que permitan su continuidad, incluso los ayuntamientos por los que discurren las obras, y que provocará el ejercicio inmediato de las acciones penales, administrativas o contencioso-administrativas que procedan a fin de evitar el deterioro o destrucción del río Castril.

Por todo ello la Plataforma vuelve a pedir la paralización definitiva de las obras del trasvase y que se busque una solución entre todas las partes implicadas para el abastecimiento de la comarca de baza, aprovechando parte de las obras ya realizadas, y captando las aguas desde la desembocadura del río Castril; es decir, retomando el proyecto que en su día realizó la CHG.

22.8.10

Homenaje en Castril a dos humanistas: Saramago y Carlos Cano






El pasado jueves, día 19, en la explanada del río se celebró un acto de homenaje a estos dos grandes humanistas. Uno portugués y el otro andaluz, habían compartido amistad y las mismas preocupaciones, teniendo a la humanidad y el mundo en el horizonte de sus actividades.


En la Grecia clásica, Diógenes se proclamó ciudadano del mundo. Pero lo hizo en griego y desde la cultura griega. En efecto, frente a los particularismos identitarios, como el nacionalismo excluyente y etnocentrista, frente al universalismo, que pretende que la humanidad se homogeneice en torno a los mismos valores, como han pretendido y pretenden los imperialismos, cabe otra postura superadora de las anteriores: el cosmopolitismo.


Como sabían Carlos Cano y José Saramago, los seres humanos han exigido a lo largo de la historia el reconocimiento de su dignidad, desde su pueblo y desde su cultura. Estas exigencias morales, que se han venido plasmando en las tres generaciones de derechos humanos, son fruto del consenso alcanzado entre pueblos y culturas. Pero sólo desde ellas y con ellas puede el ser humano aspirar al entendimiento. La cultura de cada pueblo, de cada nación, es la raíz que alimenta a quien aspira a vivir y convivir con otros seres humanos, a compartir la humanidad.


Saramago y Carlos Cano eran conscientes de que los seres humanos somos pasajeros en un mismo viaje. El planeta es la nave en que viajamos. Por eso tenemos que organizarla y preservarla de manera que el viaje sea lo mejor posible. Como portugués o como andaluz, que nadie nos puede negar ese derecho, podemos tratar y luchar porque se reconozca la dignidad, y compartir el viaje, a los hombres y mujeres saharauis, al pueblo palestino o a los indios de Chiapas, a las madres de la plaza de Mayo, a los jornaleros y jornaleras andaluces o del Alentejo, a todos los desheredados y oprimidos del mundo.


Su voz, la escritura y la música fueron las armas incruentas que estos maestros emplearon para defender la dignidad del ser humano. El pueblo portugués y el pueblo andaluz encontraron en ellos la mejor expresión de cómo los pueblos pueden hermanarse entre sí.


El acto de homenaje contó con una intervención escénica por parte de jóvenes de Castril, la proyección de fotografías de ambos y la soberbia actuación musical de José Luis Gualda, Jolís. Asimismo se leyeron diversos comunicados por familiares de Saramago y Carlos Cano.

16.8.10

Posible fraude de ley en la información ambiental facilitada por la CHG sobre el río Castril








La secretaría de estado de Cambio Climático resolvió la no necesidad de realizar el estudio de impacto ambiental (EIA) en el proyecto de trasvase del río Castril a tenor de la información ambiental facilitada por la CHG. Pero un análisis detallado de la Ficha Ambiental proporcionada por la CHG muestra que la información allí contemplada no se ajusta a las obras que se ejecutan ni a las peculiaridades ambientales del río Castril. En unos casos se presentan datos erróneos y en otros se omiten detalles de importancia suma que hubieran podido cambiar la decisión de la secretaría de Cambio Climático en cumplimiento estricto de la ley.

Entre los datos erróneos que se presentan llama poderosamente la atención que sostengan que las obras y la tubería no discurrirán por el valle fluvial. No sólo el trazado discurre por el valle en paralelo al río, sino que lo atraviesa varias veces. Pueden verse las fotos con algunos de los puntos por los que la tubería pretende cruzarlo. También sostienen en la Ficha Ambiental que la tubería no supera los 40 km., cuando en realidad son más de 42. Estos datos no son baladíes, pues ambas circunstancias hubieran obligado al preceptivo Estudio de Impacto Ambiental.

Por otro lado, la mencionada ficha omite que el bosque de ribera se encuentra protegido por la normativa europea al ser considerado "Bosques en galería de Populus alba Sálix Alba" con especies como las sargas, fresnos, sauces y álamos; o que el río sea Zona Piscícola Declarada al albergar especies como la trucha común, la boga del Guadiana, el barbo gitano o el cacho. Asimismo el valle del río está considerado Paisaje Agrario Singular por el Plan de Protección del Medio Físico de la provincia de Granada; y el tramo desde donde se captarán las aguas inicialmente discurre por una zona integrada en el Conjunto Histórico-Artístico de Castril, que es una de las figuras BIC (Bien de Interés Cultural). Estas normas omitidas también obligan a los estudios ambientales y permisos administrativos que no se han realizado.

La Plataforma ha puesto en conocimiento de ello al delegado provincial de Medio Ambiente y ha solicitado una entrevista para los próximos días. Si no se obtuviera como respuesta la paralización de las obras y la reconsideración del proyecto alternativo, consistente en la captación de las aguas desde la desembocadura del río en el Negratín y aprovechando parte de la tubería instalada, la que discurre desde el cerro Jabalcón hasta los depósitos de la Atalaya, la Plataforma impondría nuevos recursos judiciales que se sumarían a los que actualmente hay en marcha tras la declaración de nulidad por el T. Supremo del decreto que amparaba la realización de las obras.

12.8.10

Más muertes por accidente laboral. Esta muerte tampoco figurará en las estadísticas oficiales.



El martes día 10, un vecino de la pedanía de las Almontaras se encontraba haciendo trabajos de reparación en el tejado de una casa en Fuentevera. Por circunstancias no aclaradas del todo, se produjo una descarga que le ocasionó la muerte de forma instantánea.



Como era un trabajador autónomo, su muerte no vendrá a engrosar las cifras de accidentes laborales con resultado de muerte. Benjamín, que así se llamaba, se unirá a Eusebio (el anterior accidentado, vecino de Los Isidoros, muerto al volcar con sus tractor) en esa larga lista de accidentes laborales que, por inexplicables criterios que el Estado aplica en las estadísticas oficiales, no figurarán como tales.


Pero frente a la versión oficial de los hechos, está aquella otra real, que es la que viven las familias en su cotidiano esfuerzo por llevar una vida digna. En economías de subsistencia, como las de nuestro pueblo, donde los jornales se arrancan alejados en el tiempo, la jornada laboral se prolonga más de lo conveniente y el riesgo que se asume coloca a tantos trabajadores autónomos, a jornal o a tarea, en situaciones límite, con desenlaces fatales como los que últimamente se están produciendo, el trabajo en esas condiciones es una práctica demasiado habitual. Se reconozca o no, son accidentes laborales producidos en una comarca económicamente deprimida donde las familias tienen que arriesgar para obtener los ingresos económicos que les permita salir adelante. Aquí, en Castril, para este tipo de trabajadores, las mejores medidas de seguridad en el trabajo pasan por tener garantizados los ingresos económicos a lo largo del año.


Hace tiempo que se propuso para el debate la idea de establecer una renta básica garantizada para todas las familias, al margen de su situación laboral. Hoy, en pleno apogeo de la visión neoliberal del capitalismo, es una idea prácticamente abandonada. Pero parte de los resultados de ese abandono son esas situaciones de precariedad, sobreexplotación y pobreza socialmente insostenibles y cuyas consecuencias padecen tantas familias andaluzas y en nuestra comarca.

8.8.10

Si reemprenden las obras del trasvase a pesar de haber sido advertidos de su ilegalidad, los promotores incurrirán en una responsabilidad mayor.





Según las declaraciones del subdelegado de Gobierno, Antonio Cruz, la continuación de las obras del trasvase del río Castril será algo inminente. Interpretan, tanto el subdelegado como las otras partes que recurrieron el decreto de paralización instado por el ayuntamiento de Cortes, que la suspensión cautelar que el juzgado de lo contencioso-administrativo ha decidido respecto a dicho decreto los habilita para ello. Pero la realidad de los hechos es muy diferente de la que tratan de mostrar.

El auto del juzgado de lo contencioso-administrativo no es una sentencia. Es recurrible y sólo pide la suspensión cautelar del decreto de paralización hasta que haya un pronunciamiento por este juzgado en sentencia firme. Acepta la suspensión, pero en ningún momentos sostiene que las obras no sean ilegales, es decir, que se ajusten a la legalidad. No se olvide ese detalle. Entiende dicho juzgado que la suspensión cautelar es procedente por cuanto el interés general a que aducen ambas administraciones, ministerio y ayuntamiento, hace reconsiderar la petición de la demandante, pues de contrario, se perdería la finalidad legítima al recurso. Y ello, porque considera que la denegación de la suspensión supondría gravísimas consecuencias económicas y también que pudiera reaparecer la situación de sequía, argumentos que, entiende, son válidos para solicitar la suspensión. Por último, sostiene dicho juzgado, que la paralización decretada por la alcaldía basada en la nulidad del decreto 1419/2005, hubiera tenido mejor encaje como petición de suspensión cautelar en otro contencioso-administrativo que tiene interpuesto el ayuntamiento de Cortes contra las obras del trasvase.

Como vemos, en ningún momento se sostiene la legalidad de las obras. Es un auto que dispone la suspensión cautelar del decreto de paralización dictado por el alcalde de Cortes. Contra el mismo cabe un recurso de apelación; y finalmente, llegado su momento, se producirá la sentencia sobre la validez del decreto de la alcaldía. Eso es todo lo que hay. Nada de que dicho auto valida las obras o de que estas no sean ilegales. Y eso lo saben desde el ministerio de Medio Ambiente. El decreto que amparaba la realización de las obras del trasvase (1419/2005) es nulo de pleno derecho porque así lo dictaminó el Tribunal Supremo. Desde el momento en que la sentencia se publicó en el BOE, nadie puede mirar para otro lado. Las responsabilidades se pagan. Todas las administraciones están advertidas y los hechos están, y continuarán en los próximos días, denunciados en las instancias judiciales pertinentes.

Los ayuntamiento de Castril y Cortes saben que estas obras son ilegales y que, por tanto, deben y pueden intervenir. Suponemos que el ayuntamiento cortesano lo hará. Del castrileño no lo esperamos, pero tendrá que responder llegado su momento. La Plataforma está en la obligación de denunciar ante la opinión pública, las administraciones y los juzgados, los incumplimientos que se puedan producir en los próximos días, tal como nos vienen anunciando. Informaremos de ello.

3.8.10